HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Ya está helando. No he encendido la calefacción porque en la habitación en la que estoy el radiador pierde anticongelante y si lo abro el perro puede comerlo e intoxicarse. Los perros se ven atraidos a él, porque sabe dulce. Y Kav. se mete todo lo que se cruza en su camino a la boca.  No hace tanto frío. Desde que vino el perro tengo menos frío. Mucho del frío es psicológico, es de la actitud ante las montañas. Mis abuelos vivieron en ésta casa durante inviernos mucho más fríos que ahora... cuando caian nevadas de dos metros.. y los ríos se congelaban y sólo tenían la cocina de leña que calentaba una pequeña parte de la casa. Me he puesto los guantes con los dedos cortados y un abrigo. Las ventanas están llenas de vapor. El perro cruje hogueras en los restos de manzana de los lienzos del olvido.

1 comentario:

  1. ¡Qué mierda! ¡Que tengamos que pasar frío mientras las encorbatadas chinches directivas de las eléctricas se forran a costa de nuestro tiritar! Abría que, pertrechados de hachas y motosierras, ir a sus opulentas mansiones, hacerlas astillas y prenderles fuego... ¡Qué rabia!... #"@*¡*$/*ç!º^`¡gggrrrrrrrrr

    ResponderEliminar