HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

a veces es mejor ser inapropiada, injusta y piojosa, esperpéntica o cruel. que andar abriendo la puerta al alter-ego de la divinidad de los otros
el otro es una carnicería y un matadero, cuando el otro quiere ser alguien, cuando el yo quiere ser alguien
cuando no hay humildad de perros y alegría de cochinillas de mar
por eso me supiste a la peste y a todo lo estreñido de ese canto de violines a la medianoche de la albura del error

cuando más vieja soy, peor me cae la gente que quiere ser alguien
peor me caen los que quieren ganar y estar encima de la gran montaña de basura que es el ser

sólo me gusta tomar el vino con los vagabundos y los que tienen almas de lobos y de lombrices
los que se ríen de si mismos con fusiles llenos de nitroglicerina y se parten sus huesos... porque son arlequines y locos, porque no tienen nada qué defender en éste mundo.. y son jaurías ácratas, muecas de etanol y liberado fracaso, pero también atacan al burgués y toda la cultura, pero también se derriten de ámbar y de corazones de polilla en los fondos de la tierra

No hay comentarios:

Publicar un comentario