HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Ahora voy a salir con Kavka a que corra un poco por el monte. Acá es un lugar mucho más bello para los perros. No hay tanto peligro de los coches.. hay cientos de prados, y lugares donde no llegan las carreteras. Todavía todo está impregnado de la helada, también mi corazón, donde tú estás en el horizonte y en el hoyo. Donde aún cruzan por tu casa, los poemas del alcoholismo y de la sangre que coaguló en los besos de las estrellas la coacción de tu ausencia llenando todos los suspiros con disparos de tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario