HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

hoy me sabe distinta la escritura
la distancia embarazada en tu vaso de whisky
el golpe del frio en las grietas de la pared
destazando tu melancolía donde mi voz es un puente volado  escarbando en la mar el tacto de tu alma
destruida de mi alfabeto
exiliada del aurora con los valles empapados por canciones de tequila
sin saberte jamás
excomulgación de papeles quemados en tu cama
con la soledad todo el tiempo golpeando su piano

mientras se van las carreteras
al hueco del corazón del payaso
en mi mano sobre tu mano
carámbano del marzo muerto

con la esperanza puta y aprendiz
de un atraco y una limosna
junto al mar y tu ausencia

resistiendo la mierda de la sociedad
con un turbante de polillas
con un beso del oleaje

secar la herida con papel de calco
y dejar en tu piedra grabada las líneas de mi mano
escribiéndome mil despedidas y las hachas

sin llegar
sin vencerse
sin evitarte

No hay comentarios:

Publicar un comentario