HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Cuando ya no importe una mierda, ocurrirá.
Siempre ha sido así. La fe vuelve cuando ya nadie paga un duro por ella, ni se estalla el whisky en su sepultura.
Cuando ya infieles nos dimos al poro de la mar en los fusiles de los pozos de la tierra. Viene alguien a desviar el camino por viejas quimeras que se seducen con cantos de sirena y con antenas de escarabajo de éter.
Cuando dejé el hachís, to dios me pasaba el porro. Cuando fumaba, tenía que andar cambiando gato por liebre para encontrar la china. 
Cuando quise quererte hasta la locura, eras averno e iceberg. Cuando me empezaste a dar igual, tocabas violines en mi tejado, cuando así te piquen las chinches, me envolvías flores de papel en el agujero del pentagrama.
Cuando quería ser alguien de provecho en las luces verdes del blues de la cloaca, todo era hambre y decepción. Y cuando toqué la misma canción que las ratas, el cielo abrió sus piernas y me dejó pasar.

1 comentario:

  1. El ser humano es el único animal que vive a destiempo, porque añora en pasado y desea en futuro.

    ResponderEliminar