HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Da el sol en la galería. Hay un hueco sonoro desviando los pomos de tu puerta de las espinas de esa rosa amasacrada en mis colchones. Hay una nostalgia extraterrestre.. a un corazón francotirado en el mío que traiga siempre los mástiles insurgentes de un IR contra el muro, con boquetes y piedras, mientras un mar nos acoge en su fractálica tempestad sin frontera.
Hay una ilusión... de madreñas entre frutos de resina, abriendo los ojos a los abuelos que lucharon contra lo que hoy gobierna en el planeta. Y los acuchilla en mis ojos. Y me siento tan sola y tan vencida, aunque sé que los lobos acechan y un dia volverán a cargarse los caballos con la revolución social. Es tan absurda la vida.. sin la revuelta. No puedo relacionarme con honestidad con un mundo exterior que abomino.. y que ha traicionado los principios de dignidad de lo humano y de la naturaleza. No hay forma de adaptarse a esa sociedad, sino es sacando la guillotina plaza y armando los barracones.  Así que huyo.. hago mi vida en un agujero de un árbol.. me pego a los gatos y a los perros. Pero sé que hay una herida de muerte entre mi alma y la tierra, entre la tierra y la justicia, entre la humanidad y la humanidad.
Y de nada sirven las palabras, lo revolucionario son sólo los actos, no son las canciones, no son los pensamientos, no son los libros. Son las hogueras entrando por el parlamento, entrando por la propiedad privada, son los campos devueltos a la trashumancia de las gentes, siendo sólo dueños de ellos las estrellas y huéspedes los que trabajan y transitan, huéspedes que debían tener todos vino tinto y pan. Pero las semillas no son nuestras, ni los árboles, ni los animales, nunca un cacho de tierra. Sólo tomar lo que se necesita, como hace el león, como hace el indio, la abeja, como hacen las personas que aman y que saben bailar, las que son buenas, las que defienden la libertad y la felicidad de las otras.
La civilización es una enfermedad... porque se codicia el consumo, el objeto, lo innecesario, el materialismo, la gula y la avaricia. Porque nos hemos separado de la naturaleza. Porque hemos permitido que haya gobiernos de la usura y el atraco. Porque hemos aceptado pagar por una casa, porque hemos dejado de luchar por la abolición de la propiedad y de los estados. Y hemos luchado en la competencia y en las reglas del sistema capitalista, hemos aceptado sus títulos, sus nóminas, sus falsas democracias, su policía, sus tribunales de justicia, su esperpéntica existencia. Hemos sido cómplices, indiferentes a su crimen. Hemos permitido no alzando el grito y las piedras mientras medio planeta se muere de hambre. Nos hemos dedicado a nuestras cosas, al estudio, a ganarse la vida, a formar una familia, a tener un círculo, algo que amar blablabla y laca de peluquería y tv y cine y videojuegos y cervezas y moda y telenovela y supuestos ilustrados e intelectuales y sus libros y sus universidades, pero traicionando la justicia y la libertad y la dignidad. Porque las vidas de los que pertenecen a los paises desarrolladas están pagadas por el diablo, están sujetas por la mayor infamia y levantadas en el sufrimiento y avasallamiento de otras vidas. Y mientras no devolvamos a las estrellas lo suyo y hagamos aquí prostíbulos y permitamos a los reyes vivir y permitamos que miles de personas sean exclavizadas y condenadas en la miseria. Nuestro mundo sólo será una gran mierda.. y nuestras vidas, todo lo cobarde, lo abobinable.. lo que tendrá que desaparecer para que un día vuelva la vida liberada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario