HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

El latido sigue escalando la zona seca de la herida entre los arpones de los negrillos.
A veces la otredad empuja al destierro, a la despedida y al golpe.
Para mí es muy raro formar parte de un sistema social, con compromiso, sin sacudir la estepa y el éter en la irracionalidad de los pellejos de la tierra mojada y las águilas de una noche de tormenta. Es urgente la traición, la fe desesperanzada, el estar de los animales y las malas hierbas, la infidelidad y el juego. Y cuando el otro, provoca un presidio o cautiva la voz de la locura y del exalto, hay que ejercer también la violencia del abandono... hay que irse en la combustión de un barco levitante de papel.. y acogerse a los brazos del desierto. Creo que en las relaciones sociales cuando no hay amor y comuna, cuando no hay horizontalidad y espontaneidad de paramecios y animalarios, se provoca la trampa del espejo del presidio del yo en el tú, y el tú en el yo, y la jaula de la palabra cuando se la jerarquiza en un común que es promiscuo, porque su verdad es el rizoma. La historia de cada unx, vive cautiva, en la proyección de los ojos al otro, porque el otro también tiene cautiva su historia, muchas veces ha sido el sistema mediocre de educación y el sistema capitalista el responsable y a veces a la gente le es inaccesible saber porqué actúa o dice asi, detrás del sistema de su pensamiento....porque muchas veces las peleas interiores, toman la vía de escape del teatro social y se usa al otrx como un chivo expiatorio o una masturbación. Y a mí nunca me gustó ese juego. Yo voy a los otrxs, como se va a lo desconocido, pero cuando los otrxs atacan mi parte incognoscible también salen en defensa mis animales y mis negativas y mis a la mierda y juego el teatro. Pero prefiero quedarme con mis perros.
Bastante tengo ya con mi delirante familia que a veces me ata como esa canción de Brel "esa gente".

No hay comentarios:

Publicar un comentario