HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

El otro día sonó el teléfono. Es muy raro que suene el teléfono de la casa. Yo no he dado a nadie el número. Y preguntaron por mi abuelo, en ese momento ya me puse al acecho de esas llamadas de estafadores que tienen una lista de los ancianos y quieren sacarles el dinero de algún modo. Y respondí con tono del conde drácula "ha muerto" y pensaba que entonces la telefonista iba a cambiar su estrategia y a venderme a mí el humo y empecé a pensar algo para cortarla en seco. Pero se disculpó tres veces y colgó.

1 comentario:

  1. Un tío mío, que ya murió, siempre que cogía el teléfono decía lo mismo: "Funeraria La Siempre Viva, en qué puedo atenderle?"... Quienes no le conocían colgaban el teléfono aterrados... jajaja...

    ResponderEliminar