HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

el valle desarmado
en la sangre de tus nudillos
golpea en el agujero de la tinta
un canto de gorriones congelados
desalma mis sentimientos entre las cajas de cartón
y me anidan arañas las coartadas del violín entre tus agravios y tu habitación rota en mis senos

estercolo la anchura de tu despedida
en el amanecer que no quiera saberte pero embriaga los lirios en tu boca desde mis palas

ya ha pasado mucho tiempo para que hayamos sido traicionados
somos animalario y brasa
todo sigue la perfección del fuego y de la pérdida

no ha habido objeto amado
no ha habido sumisión en el romanticismo ni en la sangre
la salvajidad siguió su latido y contracorriente
nunca es nada personal porque el yo es un chivo expiatorio de las hogueras
porque todas las pasiones son putas y traficantes, actrices y matronas
y su fruto es el vigor de una irracionalidad infiel y cabaretista
la cicatriz fue un transporte
fue la cita previa de una metamorfosis

y el pájaro en la rama, rodeado por rocío y por silencio
equilibró el espanto de la rosa corrompida en el sepulto
ensangrentada en tu pecho cuando ama
en tu cuchillo cuando se vence sobre lo inabarcable

tal vez si alguien hubiera permanecido en la noche de los lobos
hoy sería distinto mi discurso y el fondo de mi vaso de vino
porque la poesía es una tramposa
una seductora de serpientes y de leones, de mármol y de brasa, de ausencia y de gozo

tal vez, si mis naufragios... no hubieran sido inclinados al exorcismo de tus muertos
hoy engañaría al beso con el magrear de otra hacha del vacío

por eso todo es rizomático
bifurca la gota de sangre... según lo que haga el ciervo con nuestro destierro

si mi vida no me hubiera empujado al exilio
si no hubiera tenido esa noche el cuchillo en mi mano
si tu beso hubiera penetrado mi infierno
si esa tumba se hubiera abierto más tarde cuando ya tuviera un cielo de mayo
si las correas no me hubieran atado a la cama de un manicomio y al rencor de los suicidas
si hubiera aceptado ese trabajo
sino hubiera mandado a tomar por el culo a ellos y a tu madre, y a las oficinas y hacienda y a sus futuros
si aquella noche en Sevilla me hubiera hablado de los indios en lugar de la muerte
si no me hubieran expulsado del instituto 6  veces
si aquella noche de san juan no hubiera tragado la pastilla azul
si la casa no declarara la apología a la ruina
o la vuelta de correo las golondrinas quisieran todavía sangrar un verano

si(...)
mi poesía cantaría tal vez al sexo de otro héroe y otro olvido
mis heridas tragarían otros sapos y otros asteroides
y escupiría diferentes mentiras al monstruo del armario

porque la poesía es ese camaleón y ese teatro
que chupa del veneno una flor que pueda cruzar el aqueronte

1 comentario:

  1. **también sabía otro valle.
    era de los avasallados**

    de inviernos recios de ningún héroe de los ciervos y cuervos/per Semper siervos!


    bss

    ResponderEliminar