HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Hay algo vaciado que aguarda el velamen de tu vino tinto en el silente de la tierra removida. Acá estoy lejos de todo.. y sin embargo la tierra sigue sangrando el veneno del capitalismo. Direcciono hacia el éxodo de los girasoles mi cuerpo y el techo de luna. Pero el crímen y la injusticia sigue taladrando cualquier refugio. La palabra no lo detiene. La palabra nunca ha sabido dar pan al hambriento y pistola al presidiario. Yo estoy enfrascada entre palabras sin cuerpo... apoyando en ellas la  violencia de mi deriva. Pero los asesinados se siguen muriendo, los que no tienen una casa, ni una puta pantalla como la de mi ordenador ahorcando poemas a ese raro olvido y a la inmovilidad de una pupila ensangrentada mirando mi intemperie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario