HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He estado mirando el paisaje con una rara ansia de llegar a un centro.. a un motivo evanescente, a un reposo, a un sentido.  Y he sentido alienígena a la tierra.. al civismo, al sistema político que se ha creado, al preguntar cómo lo hemos permitido, cómo ha podido seguir la gente yendo a trabajar, yendo al supermercado, a los bares... sin haber destruido a los verdugos capitalista.., porqué sigue muriéndose gente de hambre. Y tuve una sensación al mirar el monte, como si fuera algo completamente ilusorio y yo aquí existiendo.. una alucinación.. Todo me pareció una macabra fantasía. Y la idea del tiempo..... de los quéhaceres, de las motivaciones, del sentido de, todo me pareció una quimera. Todo mi pasado me pareció una quimera. Y me he quedado inmovilizada durante muchos minutos que me parecieron siglos... como si no hubiera absolutamente nada qué hacer ni adónde ir ni qué pensar. Luego al jugar con el perro... todo recobró cierto latido.  Voy a empezar a escribir a Molot. Creo que al final es importante aceptar y amar una Trampa... porque sino todo se volvería locura y enana blanca. Una trampa que usar como metáfora y como transporte.  Una trampa para evitar la nada y el total desconocimiento. Una que sea creadora de algo. La mía es la escritura. Está también dentro la retórica y el teatro. También todas las mentiras de lo humano y las de mi pobreza. Pero sin la escritura siento que me volvería materia inerte flotando por una alucinación insaciable e invivible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario