HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He llamado a X. y le he dicho "tú tranquilo que yo todos los días pienso durante 10 minutos seguidos en cómo arreglar esto" y me dijo "diez minutos es mucho, tú con pensar un par de minutos ya es suficiente y luego haz como estos y a echar un solitario" Y me morí de la risa. Tenemos nuestro propio idioma de libros condensados en onomatopeyas y risas de rana y hocicos de jabalí fozando las estrellas. Su risa, cura todos los abismos y me da lanzas y arbolados tejos hacia el firmamento y los maares amotinados de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario