HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Hoy todo es hermoso.. en la prevaricación de su indigencia. Del dejarse ir. Sin deudas con la pared. Sin paladas de tierra a deber con los camareros. 
Todo es igual que hace 6 meses cuando estaba tan jodida. Pero ha cambiado el vino de la derrota. Ha cambiado el reproche al primitivo estigma de Peter Pan entre tus muertos. 
Una canción del encuentro junta fotografías rotas en el festejo de la sidra. Vivo en el vértigo del éxtasis unido a su profunda destrucción.
Recuerdo que a los 22 o por ahí, pensaba que había curado mi psicosis con los ataques del estramonio en mis infiernos. Pensaba que la datura fue la única medicina que curó mi delirio. Pero unos años después, tuve un ataque de evanescente y radical de locura, y al liberarla en su extremo.... comprendí que sólo se sale de la locura, cuando se respeta, se comprende y se apologan sus motivos. Cuando se Realizan. Se les da gargantas, puños, espadas y flores. 
Hoy no distingo la locura, de la cordura. Todo es el fractal, la inefabilidad, la pasión, la sombra, la despedida, el amor y un luto de vencejos. 
Mi locura la provocó el YO en su presidio, rompiendo con nitroglicerina el muro. Pero era el YO... queriendo liberarse de sí mismo. El yo siempre es una jaula, una quimera, un engaño. 
Todavía estoy unida al yo. Pero le doy etanol y sinergia, vagabundia y destierro. Lo pronuncio en su multitud. Sólo se pone a la defensiva, en ciertas circunstancias donde hay personas.. con su YO-martillo y maza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario