HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

La niebla y las nubes... muestran pequeñas zonas azules y algunas irradiadas por los rayos de sol. Es algo fascinante. Como si se retorciera una tortuga etérea en el canto de una mar fría e indestructivble. No voy a molestarme en grabarlo ni en sacarle fotos porque luego nunca sale como yo lo estoy mirando...  y me defrauda terriblemente,  hace una belleza disecada, sin corazón, sin el furor. 
Hay escarcha en todo el valle. Y empieza a ponerse todo más luminoso porque la niebla está desapareciendo. 
Kavka se lame echado al lado de mis pies. Yo lo quiero tanto. He estado jugando con él.. a los ladridos y placajes.  Cada día es más listo y más vehemente. Su espíritu se penetra en la tristeza de los alfabetos y avalancha un ocaso levitante que cura el corazón de mis exilios.
La casa se ha desmantelado un poco con el perro y conmigo royendo de los árboles los papeles disecados de tu pálido amor del Iceberg crujiendo los mástiles de Mercurio.
No es un drama la repetición de tu podredumbre en las rosas. Es el humor negro de la luna llena. Casi siempre tuvimos muy poco para comprar al cartero. Alguna vez con la ginebra volamos como druidas impostores de los pozos. Alguna vez con la nada, enmendamos fracturas a los pies de la mar.
Hoy somos mucho más ignorantes, más leves, desdeñosos y abruptos del latido del puerto entre las botellas de ron. 
Hoy somos fracaso y graznidos de maíz. La soledad es una escalera desde la copa del ciprés al alcohol de la osa mayor. Y a veces subimos a gatas, con la lengua pegada al infierno, babeando todos los cansanción del mundo. Rotas en mil pedazos con los topos comiéndonos el olvido. Pero así porque sí, ocurre algo, siempre ocurre algo, en la orilla y en el fango, que cambia al blues de licor y de luna.. y nos acomete hacia el otro lado. Es de forma abstracta y entrópica y nos salva la vida de momento, luego la mar dirá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario