HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Mañana o pasado iré a vacunar a Kavka. Y ya podrá salir a la calle. Ya podremos crujirnos de la montaña y el éxodo utópico de los jabalíes y las truchas.  Hay nieve en la caliza.. no sé si anoche nevó. Mi único interés ahora en la lengua de los chopos y de los trenes con destino a rusia en el poso de tu vaso de vino peleón.
Todos mis bienes y mis poemas, son de la cara oscura de la indigencia, del vicio del fuego, de lo que nunca pudo conmoverte lo suficiente para que devolvieras la bala o la canción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario