HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Me desperté hace ya dos horas.. y estuve ocupada con el doblar del ocaso en las bragas de la sal. Con las manos abiertas donde la desnudez del viento frota un beso de luna llena.. en los cauces desérticos de esa invocación de lo imposible cayendo en el interior del fuego y robando de tus cuadernos la masa de sidra con la que cierras en el paso la erosión del vidrio verde... cantándote historias lejanas del hechizo de libros descatalogados pasando sus verbos como tsunamis por la mano abierta que chupó la tinta de los alejanados. Absorta de tu inmensidad en el soplo de la noche, desvencijando lo que halló la piedra de los pasadizos de tu incertidumbre y envolvió en mi aullido como una coraza que deshizo tu letra en mi fractal de puertas voladas por los aires.

No hay comentarios:

Publicar un comentario