HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Me despierto y está todo lleno de niebla. Hoy soñaba con el perro... y el perro me despertó ladrando y mordiendo las mantas.  Me llego sobre un latido de vida. Un deseo de amar y desvestir los escenarios de queroseno. Creo que he atacado mi escritura desde un meta-interrogatorio y alimentado la náusea metafísica... y por eso ayer me quedé ajada como una hiedra bajo el hielo. Hay preguntas que es mejor no hacer sino es con el vino. Porque llegar al fondo es llegar a la muerte. A un golpe seco de paisajes masticados por la inexistencia, pululando la fiebre del vacío. Vuelvo a la trampa de la metáfora y al paralelismo de un lenguaje líquido, abstracto y belicoso. Prefiero la literatura a la nada, aunque sea quimera. Me dio el pánico. Me quedé catatónica de la amapola de la guerra. Ayer me llamaron por teléfono y sólo contestaba con monosílabos.. me contaban algo que era gracioso y amante, y sin embargo yo era incapaz a reirme, estaba en un desierto... ni siquiera entendía bien lo que me decían. Y eso fue provocado por la náusea del meta-nihilismo.  Tal vez también porque llevo muchos días aquí con la soledad y la arista. Mi escritura tal vez sea también un teatro, pero lo será libremente hasta su delirio. No volveré a meter allí los asesinatos de la madre-hachís y su oscuro corazón. La escritura será mi trampa, mi pis de brujas, mi guarida incorruptible. No iré centrípetamente hacia ella, la exteriorizaré con LSD y hollín desgraciado del pintor de los cuervos y la lluvía. No meteré mis hocicos en su secreto para desarmarlo. Y no es sólo por cobardía. Es porque alguna vez en mi pasado hice eso con cada uno de mis pensamientos y gestos, y me volví loca y conocí el mayor sufrimiento de la nada y de la destrucción. Cuando haga metaescritura, lo haré salvando el corazón del blues. Porque a veces he tendido a deshumanizarme hasta el extremo. Y necesito algo jodidamente incendiado, incuestionable. Y no lo tengo entre las personas y la tierra, así que lo arraigaré a la escritura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario