HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Me despierto..  El perro y el gato siguen conociéndose. Todavía estoy muy dormida. Soñaba algo que no logro recordar. Ahora busco las palabras... Todavía es extraño el espacio, quise venir para que se conocieran los animales... Algo detenido y belicoso empapa el silencio de tus labios y lo escapa donde el horizonte pelea los motivos del olvido con el perfume de los carbones y de la distancia. Siempre escribo sobre el olvido y la distancia cuando me acabo de despertar, tal vez es porque hay un crujido de desrrealización que acaba de golpearse sobre el nuevo día y se retuerce dentro de las abstraciones

No hay comentarios:

Publicar un comentario