HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Me despierto... hay helada sobre todo el valle. Hoy dará el sol... apenas hay nubes. Trataba de recordar un sueño que tuve a la madrugada y que me había gustado mucho pero no se acaba de representar. Y tampoco recuerdo el que tenía ahora.  Me despierto con un párpado hinchado y me pica, no sé si me habra picado algún bicho o se metería suciedad o algo. Tengo el sueño como a punto de descubrirse, con una sugestión abstracta pero se encierra. El día comienza enamorado de algo distante.. todavía lento, golpeado por lo surreal, por su ceniza, por sus balcones derramados en el sacrificio de los versos cuando las urracas empiezan a cruzar tus casas abandonas desde el hielo que sobre los chopos incendia la mirada de la nieve en canciones despatarradas sobre las ruinas que te besan los pasos.
El ojo desde que me he despertado hasta ahora se ha hinchado mucho más y casi lo tengo cerrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario