HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Me vuelvo a despertar ahora.. mucho más descansada y motivada de las palabras-ceniza en el cuenco de la violencia de tus ojos.
Ese pensamiento obsesivo tiene que tenerlo primero la escritura para que se vaya de mi vida. No pertenece a mi casa, ni a mi isla, ni siquiera a mi guerra. Es una circunstancia que entró a través de la herida y el conflicto.. tal vez también en el sentimiento... ensució mi mirada frente a la mar, porque invocó en lo más intimo un corte y una sinergia de conciencia, de espejos del lobo estepario que se crisparon en el fondo de la tristeza, en el ataque entre dos navegaciones cuando lloraba la rosa de jericó.
Tengo que centrarme con la escritura. Entregarme y amar... deconstruir la opacidad del hueco y ensalivar con lo que quede el gusto de esa música etílica en el bandoneón de la nieve. Seguir el camino aunque la niebla a veces devore en su inmensidad laa mueca de los bodegones en el camino a casa y ya nunca más se pueda volver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario