HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

no acabo ningún poema
no hay clímax
nada se culmina ni se sacia
nada me deja en paz
ni se queda en la belleza
ni se hunde en el olvido

ya no me molesto en sacar punta al sepulto ni en pulir el desencanto

todo me es un rubor que se desata de la esdujulidad de la metáfora, siempre inacabada, a la mitad pobre y muerta de frío...... me da alergia pensar en el poema, en la exposición, en lo último... porque todo me es y me toma y me expulsa, como un expresionismo, como una huella en la nieve, como esa herrumbre en tu cuchilla negándome el día de mañana

me quedo acá mirando los chopos, como una jeringa boca abajo sobre tu pecho

no hay drama ni felicidad
no hay bien ni error
no hay dirección ni punto de salida

mi sentimiento
vino y no vino de una herida
se mató y no lo hizo, en las astas de los ciervos
acabó con su puta historia y nunca cerró nada, en la diéresis de la luna y de los fusiles
sin afectación y sin principios
sin porqué, ni cuánto lo siento
sin para tu alma, ni ojalá te salven los pájaros
sin ni un sólo rostro de mi tristeza ni de mi dicha, en la sangre de tu mirada
ni mi tacto en tu piel
ni tu piel en mi camino

vivo junto a las desaparecidas
mi delirio es mi ancla
mi orilla es el éter

el faro nunca existió

ya no hablo de verdades
ya no persigo salidas
ya no creo en la palabra ni creo en su ausencia

el amor me es algo que va contra mi natura
porque no siento a ningún humano parte de mi especie
ni tampoco es suficientemente lo contrario para masturbar el aguardiente cuando al fin vayas a callarte

No hay comentarios:

Publicar un comentario