HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

No voy a ir hacia abajo. Si cavas dentro de la fosa.. el hueso del jabalí te clava una lanza de la atracción de la materia inerte aviantándote en sus brazos como hijo bastardo golpeado por la heroina. Voy a cambiar el método introspectivo.. en el magnetismo de su inexistencia. 
Lo que voy a hacer, es multiplicar lo vivo y su gesto. Y no dedicarme a destruirlo en los interrogatorios que a cambio ofrecen un arrebato de un mundo imposible.. y la incapacidad de vivir en la tierra con lo que allá se ha visto. Alguna vez estuve allá.... con el extremismo de los kamikaces. Hoy prefiero ser alfarera de tabernas y de literatura.. quimeras amantes del océano y de sus barcos corsarios hacia el beso de la pasión de las tormentas de nieve. Aunque dentro la pequeña Franquestein se muera de pena, con su chupachús de alambre. ¡necesitamos un engaño de acordeón en la tristeza del Leteo! ¡Déjalo masticar los labios del payaso hasta que los trenes vuelvan a salir de la punta de sus dedos!
Ya no seré un puto estado conmigo misma.  Quemaré mis catedrales y mis museos. Romperé todas las cerraduras y desalojaré mis ayuntamientos y los llenaré de ratas. Arrancaré todas mis señales. Los caminos llevaran a caminos que llevan a la mar y a la nada del eterno ningún sitio, cruzando en el licor de la derrota la alegría de los animales.
Suicidaré a mi filósofa y a mi estadista. A la que sabe cómo han de hacerse las cosas. No me pondré policía con mis pecados ni con los anacolutos. Quemaré junto a todas las banderas a la RAE y al manual para llegar al cielo y lavarse las heridas y las manos. Cada gramo de mi tierra será un rizoma y será vaho. Ya no perseguiré nunca más la verdad, haré lo que hacen los chimpancés en los árboles. No tendré tiempo a joderlo todo con las quimeras de la razón y sus putos paises de hiel y amargura. Sólo viviré, desentrañaré la música y me daré al engaño, al teatro y al circo... como si me fuera en ello, la vida de todos los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario