HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

se ofenden
porque aquí no hay camino ni bandera
porque en la guadaña del tiempo no se le dio nada al tuyo ni al mío
porque los pies van de gritos sobre estrellas y agujeros...y no donde el rebaño estuvo a salvo con el verdugo pastor comiendo a boca llena lo que habían llorado los campos que trabajaron los oprimidos
porque el alfabeto se procesó en los perros y no en la RAE
porque asesinamos en la escuela el futuro que vendían como la castración y su futuro de soterrados
porque a solas la luna acuchilló la palabra que llegó como una cadena y cuando no había suelo en el que reposar el aullido... fueron los lobos los que acogieron el fuego de tu verdadero idioma
porque no cumplimos ningún trato que necesitara el DNI
porque no mandamos felicitaciones navideñas, ni tuvimos san valentín, ni comunión, ni semana santa, ni compramos maquillaje, ni silencio, ni olvido, ni tratos de usted, ni de moneda
porque seguimos el camino que penetró la mar en la libertad de la galerna
porque matamos del espejo, a la maruja, a la madre de, a la mujer de, a la votante de, a la patriota, a la sumisa, a la ciudadana
porque al sacudirnos las pulgas que nos echó encima, el país y la cultura, procesamos la metamorfosis del escarabajo de Kafka en la evanescencia de los invictos

No hay comentarios:

Publicar un comentario