HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Soñaba algo muy surrealista, era una escultura que representaba el alma de la humanidad, estaba en un aparato con ruedas, una especie de carretillo, había flores y hierbas, cuchillos, jabones, había figuras de arcilla y la condensación abstracta de 5 hombres violados y otras cosas que no recuerdo que eran como un hechizo, al principio me pareció algo horrible, pero en mi sueño aparecía una comprensión y entonces pensé que allí entraba el espíritu de los perros y sentí un escalofrío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario