HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Suena un tango con letra de cortázar.. y el abedul se inclina con el viento al suelo, con sus hojas amarillas, con la lluvia a punto de morderle su abismo y su eternidad.. y siento que está profundamente penetrado por la música y mi piel en sus senos de diciembre como luna sobre el fuego con la danza del último suicida... antes de ser pulverizados por los recuerdos de la mar, llevaré los caminos que no llevaban a Madrid, a tus papeles mugrientos, cayendo mi nombre en el fondo de una palabra que cae donde el pájaro se levanta y no amortiguo el espanto ni la vehemencia en ésta enfermedad de amarte cuando eres todos los muertos encrucijando lo perdido donde mi mano no toca lo que aprieta entre sus dedos como un crimen y como un hijo.

1 comentario:

  1. siempre que repique Cortázar a su antojo todo lo que venga después será sabiamente inteligente y moralmente brillante.
    Buen día. Besos

    ResponderEliminar