HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

tengo que volver a mi espantapájaros pegado con resina y escupitajos a la lágrima de mi espejo dedicándose al coleccionismo de gotas de lluvia y esquinas dobladas y planchadas en el verso que se va porque llegaste tarde para jugar y había demasiadas tristes cervezas cantando la canción de la sed...

es otra vez momento de hacernos una multitud profundamente sola y liberada entre las muecas de las flores y las risas de los perros

sin echar nada de menos
sin querer nada que no arda ahora sobre el cielo

sin necesitar un amor que nos apague las velas que le pusimos al diablo
sin necesitar que nos exclame un loco borracho cazador de policías y de estrellas

habrá que navegar en el desierto
abrazar arañas con soplidos
y hacer de éste aquí, un palacio de la resistencia y la fiesta del mestizaje
sin ser suburdinadas a ningún rey a ningún verbo ni cultura ni siglo ni circunstancia

si somos luz del desatino
o te desestimo cuando me sabes a un Estado
cuando tu paraiso tiene muchas llaves y cadenas y puertas que piden el DNI, y budas que quieren que yo sea un perfecto hilo, sin contar con la errática impostura de la contradicción cuando el fractal quiere navegar

todos hablan de la verdad
todos hablan del camino
tienen muchas ideas de lo que deberías y no deberías hacer
y tienen muchas definiciones.. y desatascadores, y manuales express de autoayuda a cambio de casi nada.. sólo el orgullo
todos somos reyes mendigos de la existencia
todos somos errática impaciencia queriendo que nos folle dios

No hay comentarios:

Publicar un comentario