HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Todo se mueve.. en ese gesto de óleo.. de fracaso, de amor sin dirección, ni frontera, sin tu aquí, ni mi cigarrillo en tu cenicero, ni la punta del lápiz, en las llagas de tu exilio dorándome en Nunca Jamás. 
Vuelvo a la casa de arcilla en le tango del cuco. Con los huesos del violín abrazándote epístolas de derroteros picando en la mar el vino que yació de tu olvido en mi pecho.

Devoré muchas palabras en el fondo de las palabras.
Vendí la historia al maquinista a cambio de ese viaje sin cobro con tus anfibios en la ínsula de mi soledad.

Viví la guerra en la cocina del desierto.... y todos los pájaros me dijeron que no importaba, que me fuera, que seguía la vulva del olvido tomando para sí lo que yo quería para el sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario