HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Una melancolía sin pretérito y sin pronombre. Una historia empapada en los platos rotos de tu noche, ensortijados en mi gota de sangre.. cuando balancea una historia el ajedrez de la luna, entre dos fuegos que custodiaron tu memoria de la mía, para haber empezado muy dentro de la arena, donde la humedad era un desvío semántico de la soledad en la guerra de tus vocablos sobre todas esas distancias que hicieron daño al verbo cuando sobre tu alcoba mataba aquél abril que mis diarios no trajeron de vuelta.

1 comentario:

  1. las fechas y las anotaciones de todo lo que no se puede olvidar por mucho empeño que se ponga, un mes que para unos será otra suma de días, unos días que para otros serán parte de su hiriente y futura muerte en el recuerdo de algo que se vivió entre agua y ceniza...
    grandes letras, genia!
    Que tengas buen día!

    ResponderEliminar