HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

ya es tarde
ya volví a hacer tratos con la rata de la porcelana
con tu pandemia en el suelo resbaladizo de los bares llenos del vómito del barracón y del piano
ya agoté mi crisantemo en esa autopsia
y no me quedan alardeos de pobreza para desear convencerte del ansia de mi cuchillo ni de mi flor
ya pasó la hora
encima de los cocodrilos
debajo de las tumbas

y a la medianoche bailaron los que tuvieron el favor de la luna y del whisky.. y ganas de bailar
los que callaron se quedaron sin el trago
y entre mis piernas la pereza besó tu ataúd
porque ya no tiene cobertura mi erizo en tu mar
porque a la hora de la locura, fuiste plomo y fango
porque mi estrafalario desechor de moradas le puso tu nombre al olvido

y hay que irse, como el hachís por tus páginas
como la paloma en el alzar de la alcantarilla
como mi corazón por el orín de tu callejón

quienes no se subieron, han sido asesinados
quienes no arriesgaron la dignidad y el equilibrio, son postales de secano en caducas monedas de prostíbulo que de mano en mano, expiran esa cruz que encima de tu cama mea la voz de tu conciencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario