HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Ahora me voy con el perro a correr y a zafarrancharnos de alfabetos perrunos y poemas de viento y de ladridos.  Llevaré una lata de cerveza para tomar al lado del río. Donde tú nunca has muerto. Donde no dejaste de amarme aunque nunca nacieras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario