HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Atravesar la nada. Morir junto a las flores muertas. Porque su grito es mi grito, porque mi lengua no me pertenece, porque el tiempo no cura ni una sola herida, las abre como chivos expiatorios del infinito. Porque somos un matadero. Porque en la condición humana, viene el asesinato. Porque la vida nació del hambre y no del amor. Porque somos carroñeros, porque pisoteamos al pisoteado, porque le damos desnutrición al hambriento, porque cerramos la voz del que grita y camuflamos los aullidos del espanto con putas coberturas de televisión y códigos de barras. Porque tener ojos es volverse un monstruo, en la sociedad de los colores prostituidos por monedas. Porque te congelarás si allá dentro de ti, buscas una buena razón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario