HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Ayer con el vino y X. estuvimos escuchando muchas canciones. De Ali Primera, de Ferlosio, de Puebla, de revoluciones latinoamericanas, de mexico y uruguay y chile y cuba,  de la guerra civil, tangos, la de grandola vila morena, y avanti popolo, y a los brigadistas internacionales, y yo pisaré las calles nuevamente, y zamba de mi esperanza y Cafrune y Victor Jara y en una de esas, apareció la de "Juan sin Tierra" y le dije "pon esa que me gustaba mucho cantarla antes" y dijo "si esa y la de en el Pozo Maria Luisa es imprescindible en las canciones de los borrachos" Y nos crotoramos de la risa. Él a veces se ponía nostálgico y serio con las canciones, como a punto de empezar a arder y llorar todos los fusilados, y a veces cínico y cantarin. Y yo sentí en mi corazón, arder dos siglos de sueños.  En un rato se puso pesimista y dijo algo así de que todo eso sólo quedó en propaganda y panfletos de castañuelas. Y le dije, no, hubo gente que murió por esas canciones, lo que pasa que es la historia del fracaso, no es una historia norteamericana, es una historia irlandesa, siempre la del fracaso" Y se puso a reir y dijo " y de fracasar hay que hacerlo con estrépito, nada de fracasar a medias, hacerlo con dos cojones"

No hay comentarios:

Publicar un comentario