HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

son noches cortadas
en tus labios que succionan el temblor de mi vaso de vino encima del desierto
y expulsan esos rostros de papel de plata quemada, encima de tu desnutrición con los mecheros del carnaval y del hambre

llevo haciéndome la tonta décadas, con la mierda de los otros, los que supuestamente me quieren,  soy la que me cree todas las excusas baratas del alzar disfrazado de la cobardía, la que dice que sí a su credo y a sus autoengaños para no cortarse las venas, pero dentro de mis ojos, veo el cadáver del cordero tragando en mis huellas los huesos del sol, y me da una esperpentosa compasión por su desgracia, me da tanto pudor y grito, que les doy cuerda al reloj de su alcantarilla para que se sientan a salvo en mis ojos, pero nunca me han conocido

sólo soy teatro

sólo soy la mano sucia de un hueco dando lirios a los ahogados

y disimulo tan profundamente lo que ha visto mi espanto y lo reservo para la noche a solas
que sólo soy un puto carnaval

lo llevo haciendo desde que tenía 4 años

por eso no tuve amigos
por eso nadie entró aquí
por eso ya no sé tratar con personas con libertad, prefiero los perros y la mar

y cuando alguna vez, ya no quiero mentir
y digo lo que dice mi espanto
todos se van y sienten una ofensa irreversible
porque preferian la mentira
prefirieron siempre la mentira en el teatro y que nadie hable de la función, sólo que la ejerzan automátas del animalismo de la sociedad de las máscaras y la mierda capitalista

No hay comentarios:

Publicar un comentario