HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

es tristeza de cajas musicales despellejadas
cuando va a empezar a hablar el tilo
y pierdes un futuro y las ganas de escribir
en tintes de cielo embestido bajo el pozo
drenándote el ojo de cristal en la muñeca de trapo
bebido de mezcal y de alpiste, cuando los pasos destrozan el país
cuando no nos juntan las marionetas
y el amor es un ambulancia que te llevará del hospital a prisión

No hay comentarios:

Publicar un comentario