HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

bajo las sombras
cuando las palabras no se casan con nadie
ni los hechos corresponden con la necesidad de tu grito
ni tu timbre suena cuando se cae a pedazos la casa

amamos
como lo hacen las estrellas
sin nombres propios
sin aquí, sin después de ti
ni júntame tu vino con mis senos
ni házme sitio en medio de tu nada
ni sálvame, ni quédate

No hay comentarios:

Publicar un comentario