HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

escribir
otro batiscafo dentro del charco evaporado al aliento de la urraca
una cuerda con gasolina
una crucifixión que ate con tu esperma el sacrificio de la nada
dos cuartas partes de la historia de un fin con un rostro parecido al tuyo
e irse al pairo para siempre
en paz con los peces de tres ojos
y con la mar que arrase las civilizaciones

ya estoy cansada para las historias de ladrillo en el horno
del ring ring y quién coño es y blabla yo también te quiero, pero vendrá el frío, no me tendrás, te irás cuando se ponga puta mi noche, como siempre todo se ha ido ¿y sabes? te vi con trigo entre los dientes te lo iba a decir pero me ahorré gastar saliva porque tenía muchos pelos en la boca, se me caían papeles por los agujeros del zapato y tú estabas con una erección de haber quién pone el sol en tu propiedad, vi el mismo cuento que oí fuera de los muros del manicomio, no me hizo reír, me supo a baratija de peluca y laca, a vejez, a moneda oxidada por el culo de la lechería y ya no me molesté en verte mañana

No hay comentarios:

Publicar un comentario