HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

media desesperanza
y un cachito de limón
una carretera que se ata a tus caderas cuando gritas el swim
y el puerto en la botella de ron
mea el espejo de los desaparecidos
a nado de tortuga
a papel destrozado con tus señas en el estómago de los ñues
y tanto amor, para la última fila, obsoleto de participar en la anemia
rodadas olas, en la línea de tu mano, secando mi beso

acumulé
1000 estatuas con los brazos abiertos
bregando tu luto
en cigarrillos con flores

nos hace profanos la ausencia
cuando decimos la verdad de los borrachos
y media vida cuelga del abismo

cuando no suman pares nunca los hechos
y el anillo de pedida sólo lo sabe colocar en el dedo la inexistencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario