HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

se me pega la enfermedad de las puertas abiertas
el síndrome de tu seguro de incendios
y tú a la medianoche echando gasolina sobre la alcoba
soy portadora y predadora
de lo mismo que te duele
con lo que tú matas, el tiempo y el amor
para que nadie se acerque
para que nadie agarre demasiado tus manos
para que no tengas nada que dar, nada con lo que quedarte

No hay comentarios:

Publicar un comentario