HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Busco las palabras. Busco la reciprocridad de ese temporal dentro de tu guitarra anegada por olas. Anoche el viaje fue hermoso. Había una luna casi llena... que nos miraba como si se fueran a soltar hacia el precipicio todos los caballos de la tierra y a hundir la civilización en sus relinchos. Yo viajaba por mis recuerdos, aquellas historias de amor fracasado,  aquellas crisis existencialistas y torres que cayeron, aquellas metamorfosis psicóticas, del todo a la nada, de la nada al sueño. Y se me pegó esa canción "qué manera de aguantar, qué manera de crecer,  que manera de caer, que manera de soñar, que manera de perder, que manera de ganar, qué manera de bajar y de subir y de las nubes" y luego se me pegó la de les luthiers la de .....
"Con sus fieros cañones apuntando
ya se ve de la patria al enemigo.
Hacia nuestros patriotas avanzando
los salvajes ya vienen , pucha digo,
y ya entran nuestros héroes en la historia
esgrimiendo la justicia inexorable
con mosquetes cargados de victoria.
Con espadas de acero inoxidable.
(...)
El fragor de la lucha ya se extingue,
por doquier, de la muerte la amargura.
Ya el odiado enemigo se distingue
alejándose de prisa en la llanura.
Ya los fieros enemigos se alejaron,
no resuena el ruido de sus botas,
nos pasaron por encima y nos ganaron,
nos dejaron en derrota.

Perdimos, perdimos, perdimos otra vez"

Y todo se volvió cómico. Ya nada dolía, era como baile de duendes y pis de bruja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario