HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Cantan algunos pájaros. La nieve ya sólo está en las montañas más altas. Hay un reposo a través de la naturaleza y de la soledad... un latido del silencio... necesito el silencio. Alguna vez a través del silencio me sentí conectar con el silencio universal y la más profunda belleza y comprensión. Alguna vez me detuve al borde donde yo termino y volé. Ahora me he separada mucho de aquellas meditaciones, tal vez porque lo lleno todo de palabras, porque soy una obsesa de las palabras, de racionalizar con el surrealismo mis invisibilidades, de hacerlas tangibles con la poesía.  Porque mi mente no se detiene casi nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario