HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

El viernes iré al pueblo. El viernes tal vez venga la nieve. Tengo que centrarme. Otra vez con los videopoemas, con el poemario. Con los ojos de los cipreses en tu lienzo roido por destellos de lejanías. Por las manos abiertas en valles incendiados que acunan sobre tu espalda los grumos de ceniza de alguna cantada perdición en la cresta de ninguna parte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario