HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos




ésta canción también me significaba algo, la interpretaba como un canto a la despedida de la vida, y no de un hombre, en mi época suicida, y la cantaba entre aquellas oscuras botellas de whisky e inviernos llenos de hielo, la cantaba a veces llorando y a veces con éxtasis y un raro fuego de esperanza y vehemencia... para echarle ímpetu a la muerte... y atreverme a tomar el veneno......

No hay comentarios:

Publicar un comentario