HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Ésta canción también se me ama en un mantra de ciudades que arden a la espalda.  Una vez se la canté a un tipo cuando aún olía mi sexo a su sexo, se la canté para que se fuera "un largo rato" y no nos tomáramos en serio jamás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario