HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He estado comiendo un plato de arroz junto a X. y le he empezado a hablar "mucha raza blanca, y muchas ostias, pero los negros son dominantes, el gen negro si la humanidad se reprodujera sin prejuicios de pueblo, ni de raza, destruiría a los blancos, si todos amaramos y follaramos sin nacionalismo, el mundo sería negro, la utopía, es una humanidad negra y cromática desde el negro" y luego empecé a incluir los gestos de Mongolia, de Japón, de los indios americanos y cómo sería el humano en una fusión de amor destruyendo todas las patrias. Y X. no me tomó en serio y me dijo "si aplicaras esos conocimientos del  ideal de la mezcla a la comida al menos harías una comida comestible y no lo que haces ahora"
Y luego le declamé eso tan bonito de la película el milagro de P Tinto
"Panchito, hijo, tú eres negro. Pero no debes avergonzarte. Negros eran los hombres de cromagnon, los egipcios, los indios, los pueblos de Arabia. Negros, los cántabros de tez morena que tanto lucharon por su independencia. Negros de pelo crespo, los asirios, los persas, Antonio Machín, los vikingos del norte y los zares de Rusia.."

No hay comentarios:

Publicar un comentario