HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He estado con el perro en la nieve. Ha estado muy feliz. Lo que le molestó antes fue la torva. Es un perro que aguanta el frío. 
Cuando escribí la historia de Maraiz, escribí también un maleficio sobre su nacimiento y en la relación con su madre. Una maldición. Pero no estaba allí mi sentimiento directo, mi sentimiento directo era una paralelismo en la relación a su historia con Jiro. Su maldición, era una abstracción en mi metafísica, pero no en mi esqueleto. Y ahora han pasado ya 7 meses desde que lo escribí y lo dejé allí en ese cajón, porque lo escribí a mano. Pero es mucho más real la maldición que Jiro. Mucho más real lo que vino con lo abstracto y mucho más abstracto lo que vino con lo directo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario