HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He estado con Kavka... la noche hace más bonita la ciudad, lo he soltado en unos parques donde no había nadie. Kavka siempre está contento, ansioso de jugar y zafarrancharse, cuando se cruza con cualquiera quiere acercarse para jugar, aunque la mayor parte de la gente, va repeinada, con prisa, algunos incluso ponen cara de ofendidos, de que la ciudad les pertenece a ellos y a los escaparates y a los coches y al corte inglés y los animales sólo son parte de una bandeja que se compra en el supermercado...Yo aparto siempre a Kavka de los viandantes. Sólo cuando los niños o alguien que ama los perros vienen a jugar con él, me detengo. Kavka todavía no sabe que su mayor enemigo es el ser humano y lo que proviene de su sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario