HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He ido a la caldera... y estaba apagada.. le he andado dando a botones y telares, y arrancó y parece que empezó a coger temperatura, tal vez dentro de un rato calienten algo los radiadores. Y aunque no hay mucho combustible, creo que unos diez días, aguantará. Sólo está encendida la galería, una habitación y la cocina, no creo que gaste demasiado sólo tres radiadadores. Lo que no entiendo es porqué el grifo sólo echa agua en la posición de frío.. tal vez sea porque se había apagado la caldera. Aunque uno de arriba quedó congelado porque no se puede mover.. ni cerrar. Dejamos los grifos abiertos y el agua cortada para que no se hielen las tuberías y revienten... pero eso nos hace estropicios...  
Esta casa cada vez más es una casa abandonada. Y la nostalgia de lo que la hacía un hogar, sangra en sus paredes y me escribe cantos lejanos. Echo de menos a la abuela. Al coro de pajaritos a los que dejábamos comida, a los botes de pintura esperándonos en el trastero y a la rata de la cochera, ya no está, ya no queda ni un ratón... se han ido, por pobreza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario