HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He perdido la contraseña de mi primer email hace ya años.... Tal vez allí llegó alguna vez, esa carta que esperé hasta la ausencia y la locura...y yo nunca la pude leer.  Es bonito creer que está allí, donde ya no puedo llegar. Es bonito creer que el vino siguió cantando, después de las sombras y  ese crematorio de rosas clandestinas dijo todavía aquella canción.  A mí se me rompió el corazón en tantos pedazos que ya no me molesté en recomponerlo, me fui, sólo me fui y me hice otro con arena y saliva de cangrejo. Y era a la mitad de esparadrapo y a la mitad de gas, y me enloquecí con él, de otra historia, y también se rompió y no quedó nada. Ahora tengo uno, de luna y desierto, y ya no lo doy, es pobre y vagabundo, nadie lo puede tomar, no tiene nada para nadie, es errante, es de perros en la mar.

2 comentarios:

  1. No creo que sea pobre, aún así hermosas palabras, la poesía está ahí... abrazos de mar.

    ResponderEliminar
  2. Sólo tú puedes colmar la nada del lugar a donde no puedes llegar.

    Porque donde tú no puedes llegar no hay nada.

    ResponderEliminar