HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Hierro y Kavka han estado jugando. Es tan bonito interactuar con ellos. Ver al perro lamer la cabeza del gato y al gato arañarle con las patas de atrás mientras lo sujeta con las de delante, o perseguirle el rabo y saltarle encima. Hierro parece que tiene un espíritu de miles de años de antigüedad. Soy tan feliz con los dos. Hierro apareció un día antes de que lo encontrará en aquella carretera, apareció en mis sueños. Es tan fácil quererlos de forma innegociable, sin sombras ni excepciones. A los humanos no se les quiere tan fácil.

1 comentario:

  1. Con los humanos hay que "tratar", con los animales se vive sin mediación.

    ResponderEliminar