HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Hoy vi una pintada que decía "tu voto en sus urnas, su crisis en tu bolsillo".
El paisaje de la urbe está lleno de microuniversos. Yo suelo estar lejos. Con los sentimientos a flor de cuchillo. Con la ausencia recogiéndome los nudos del pelo, donde vuelven las algas. Soy la absoluta despertenencia.  De la palabra, del mapa, del aquí y del jamás. En algún momento la mirada se vuelve extraña de las nociones del diccionario. Deja de haber equidad con lo consensuado y con lo común. Pero la individualidad tampoco tiene armisticios ni tierras.  Todo es el brote del éter en un lugar profundamente abandonado, matriz de espacios de sinergia y de rizoma, con abuso de entropía y de indigencia. Y la soledad es la sombra que recoge el movimiento de la inercia en la contracorriente y en el amor. La soledad es la página en blanco donde la lágrima recarga el bolígrafo y el sol quiere que todo se vuelva a intentar. Es el espejo roto de dios. Es la flor de la nada. El único camino y todas sus trampas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario